En nuestra consciencia del presente se agolpan pensamientos derivados de unas FUERTES creencias, creencias asentadas en ocasiones en nuestras limitaciones para poder vernos grandes o de poder soñar alto.

 

Todos, absolutamente todos hemos construido un personaje que creemos necesario para protegernos del entorno en el que vivimos, como si de tierra hostil se tratara. Te presento uno de los contenidos más transgresores de:

Taller AUTOLIDERAZGO

Este personaje, lo cuidamos porque creemos que es como nuestro sistema inmunitario, que está para protegernos de agentes externos que nos pueden agredir, atacar o contaminar.
Todavía no eres conocedor de que este personaje que has construido te aleja cada vez más de lo que podríamos llamar tu propia esencia, o lo que es lo mismo el aroma único y personal que sólo tu tienes. Este aroma es característico, te identifica, dice quién eres.

 

Este personaje, construido a raíz de situaciones que te hicieron sentir frustrado, triste, menospreciado; lo construiste como el guerrero alzado al viento que con su escudo y su espada te va a salvar de toda situación, y aquí viene el kit de la cuestión: lo construiste porque CREES no tener herramientas para afrontar cada situación que se presenta en tu vida, crees no tener mecanismos con los que gestionarlas, es por ello que tu personaje, que si que los tiene, seguro los puede eliminar de tu sistema. Tu personaje, te va a defender de todo ataque, te va a poner a salvo, porque es fuerte, valioso, valiente, grande…

 

Tu personaje cobra fuerza y le alimentas cada día. Le sacas a pasear como tu defensor ante el mundo, es cada vez más y más grande, es más y más fuerte. Es tan poderoso, hasta el punto de que es más grande que tú.
Ha adquirido más firmeza, más autonomía, más valentía que tú, llegando incluso a hacerse cargo de tu personalidad, de tu esencia, de TÍ. Le has alimentado con tanta intención, le has dado de comer tantas veces, te ha protegido de tantos temores, que se ha adueñado de tus posesiones, y te habla en tus pensamientos, en tus creencias y sobretodo en tus actos. Domina tu vida.

 

En la misma proporción que tu personaje se ha ido haciendo cada vez más fuerte y más grande, tú te has ido haciendo cada vez más pequeño y más débil, cada vez más invisible y más dependiente de él.

 

Ante esta situación, quiero hacerte algunas preguntas:

 

¿Quieres continuar así?
¿Quieres que tu vida la siga dirigiendo tu personaje de ficción?
¿Qué parte de ti alimentas cada día, al personaje o a tu esencia?

 

Si alimentas al personaje, te estarás alejando de ti; si alimentas tu esencia, si te cuidas emocionalmente, si eres compasivo contigo, si te conoces para aceptarte; esa parte de ti sanará, y crecerá. Será todo lo poderosa que tu desees, sin necesidad de inventar a cada momento la persona que no quieres ser.

 

El personaje limitante forma parte importante del contenido de mi Taller de AUTOLIDERAZGO. Ya puedes reservar tu plaza sin compromiso aquí.

 

El personaje que te está limitando, está basado en el miedo a no ser valiente, poderoso y libre. Pero déjame decirte que ese personaje inventado, lo has creado pensando que tú no tienes los recursos necesarios, que tu no te mereces ser, que no eres libre, que no eres fuerte ni valiente, ¿de verdad crees eso?

 

Eres mucho más de lo que crees, solo que lo que crees te limita a SER.

 

Si te ha gustado este post, puedes compartirlo en tus redes, dejarme comentarios o darle a Me gusta.

 

IMPORTANTE: Si te apetece conocer más acerca del Autoliderazgo, la Toma de Decisiones y el Desarrollo Personal, me gustaría invitarte a mi Grupo Privado de Facebook Consigue tus RETOS.

 

En él comparto cada semana sugerencias, mis últimos artículos y sobretodo ciclos de DIRECTO donde podrás compartir tus inquietudes directamente conmigo.

 

Es un espacio donde poder conversar, compartir y caminar juntos,

¿vienes?

Curso GRATUITO

"5 pasos para Tomar Decisiones"

Conoce los 5 pasos que te permitirán la toma de decisiones. Empieza a liderar tu vida

Ahora revisa tu buzón de correo